jueves, 3 de enero de 2013

De Nostalgias....

Queridos Lectores

Un saludo de año nuevo para todos!

He decidido escribir en mi blog después de unos meses para describirles un poco de lo que es hoy en dia "Mi vida en el aire". Muchas cosas han cambiado; la época de tranquilidad, de contemplar la paz del cielo y de vivir una vida diferente han pasado y ahora las horas se me van en el infernal tráfico de Caracas, el smoke y la luz flourescente de una oficina sin ventanas al exterior. Tengo la vida típica del empleado de oficina: ya me acostumbré a ver a las mismas personas, tengo lugares favoritos para almorzar, aprendí a usar la fotocopiadora, el scanner y hasta manejo programas de computación que hace unos meses me hubiera sido imposible manejar. Tengo una rutina diaria: me levanto, paso horas en el trafico, oficina, tráfico, salir con amigos y hasta intenté ser una persona normal y comencé a salir con una persona... ¿el resultado? desastroso pero bueno... eso es lo que las personas normales hacen. Aunque para mí es difícil manejar esa situación sin tener el avión que te hace olvidar.

Olvidar, evadir, soñar y pensar... Pienso con nostalgia en las horas de vuelo, en los cambios de horario, clima y los eternos paseos por calles lejanas. Recuerdo constantemente mi costumbre de pasearme por Madrid en pleno invierno; casi siempre de noche y pararme en cualquier bar a tomarme una caña y una croqueta de bacalao. Pienso en las compras, en los desayunos de hotel, en la vida maravillosa que por decisión propia he dejado atrás. A veces los cambios cuestan, a veces crecer y desarrollarte implica sacrificios que muchas veces se tornan hasta dolorosos cuando piensas en los recuerdos y en lo que dejaste atrás. Mis queridos aviones no los veo sino los fines de semana, siempre en vuelos ida por vuelta pero que me llenan de oxígeno para seguir adelante; cuando por carga de trabajo me alejo de ellos más de una semana comienzo a sentirme mal, a ahogarme en este mundo de rutina y smoke. Y es que hoy mis aviones son mi via de escape y menos mal que existen. Porque sin esos momentos de sentir el avión en al aire y de vivir la sensación de estar en las nubes no podría soportar la dura jornada de lunes a viernes.

Hoy en día mi vida en el aire no es más que un recuerdo triste de un pasado alegre; a pesar de que amo lo que hoy en día hago me es imposible no pensar en lo que dejé atrás. Y es que la vida en el aire no tiene comparación con nada; ser Tripulante es mucho más que simplemente repartir una comida o instruir sobre seguridad. Es un estilo de vida que se lleva en el alma y en el corazón, los seres con alas necesitamos la libertad del cielo, de contemplar las nubes y soñar con ir cada vez más alto. En mi caso, el soñar con ir cada vez más alto me llevó a poner los pies sobre la tierra y a pesar de que en esta entrada verán mucha nostalgia no hay arrepentimientos sino eso: nostalgia.

Les deseo a todos un muy feliz año nuevo 2013 y por sobretodo todas las cosas

Felices Vuelos!

@Charlieccs

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...